lunes, 1 de marzo de 2010

Encontré a un perro trabajando

Hoy encontré a un perro trabajando.
Hacía seguridad en una casa-
Estaba triste,
acurrucado en un rincón,
su mirada pedía perdón-

Pensé:
No has hecho nada,
Sólo naciste, te tiraron acá adentro
y te dijeron ataca al que quiera acercarse.

Todo a su alrededor era reja,
un mínimo de pasto
y un poco de su mierda lo rodeaba con su olor.

"Perrito me dueles mucho" le dije.
Él me miro con ojos de lagrimas
y me respondió:
“Tú también me dueles,
¿O acaso no has visto las rejas que tienes a tu alrededor,
tu poquito verde y toda la mierda que te rodea con su olor?”

Sin voz, hable silencio. Sentí mis ojos: dolor.

El perro me despidió con más palabras tristes:
“Sólo naciste, te tiraron acá adentro,
y estoy seguro que te dijeron cosas mucho peores que a mí.”


Camine pensando: “que lastima que los perros no puedan escribir.”


7 comentarios:

Elen. dijo...

Muchas veces pensamos y llegamos a creer que los demás son los que están atrapados,sin darnos cuenta de que nosotros,estamos encerrados en la propia vida.

Gracias Agus.

Elen.

Tefilina dijo...

Ay... si...
Libertad, esclavitud... es tan relativo que me molesta.

Un preso puede sentirse mucho más libre que cualquiera de nosotros que caminamos por la calle, si su corazón así lo dicta...

Si los perros escribiesen la FLIA sería auspiciada por "DOG CHOW" (je)

Marcela González dijo...

Agus!!!

Nunca me habia tomado el tiempo para leerte...

Me gusto realmente lo q escribiste... Me lleg{o de alguna manera. Un abrazo!!!

Anónimo dijo...

Así que sólo entran los comentarios positivos. Eso es censura y la censura es deplorable.

Bubón Bardo dijo...

Borré un solo comentario porque insultó y no firmó.
Porque firman faltando el respeto sin hacerse cargo de lo que dicen.
Y eso, si que es deplorable: ser un cagón.
Y si lo considera censura, SI es censura, soy dictatorial con lo propio y en mi blog no firma nadie que no se haga cargo de lo que comenta.
Me doy ese gusto, si no le gusta, presione el botoncito que dice "Siguiente", pasa al blog que sigue y se deja de romper los huevos!

Salud y que tenga mucho amor!

Agustín Marcenaro-

David Rojas: El cerdo sin galera dijo...

¿Ahora los perros tambien?
Me gustó el poema, muy bueno; lo del perro trabajador.

Anónimo dijo...

Increiblemente precioso¡¡¡ con tanta verdad junta, es imposible no sentirlo.. me encanto Agustin

SILVANA