lunes, 3 de mayo de 2010

No es locura




Tengo dos pies de pez
a la altura de mi cabeza,
que no pesa,
que no cesa,
que no cesará de pesar.

Sabina aparece por la oreja derecha
y dice: “arlequín”.
Fuga por la oreja ambidiestra
con ganas de llevarse una muestra
de neurona marchita.

El viento con cara de oso
se afila las uñas en mi palma,
peina mi palma, palma al viento carnicero
que se esconde de lo nuevo.

Cables de palo en palo,
llevan anestesia para humanos,
santos puritanos de la verdad
comprada al por mayor.

De una nube, una escalera, una antorcha,
una morocha con cara de trola,
subiendo encontras lo que no podes contar.

No llueve y el cielo llora,
cielo maricón,
sus lagrimas son estrellas,
su culo debe ser el sol.

Con la noche siempre hablamos de vos,
mientras ella vomita luces de neón,
tengo problemas con el alcohol (el puto no lo sabe)
y las lamparitas me recuerdan al amor
que se escapó
de la mano de un poema narigón.

Nada de esto es nada
y no es locura lo que me abraza.
es que estoy sentado en mi ventana,
y estas cosas pasan.




4 comentarios:

Elena dijo...

Es crudo, duro, real como la vida, y a mucha gente no le gustará, pero sigue, es muy bueno. me gusta.

ELen.

Graciela dijo...

Bravo Agus, buenísimo. No sé qué palabras usar para decirte que me dio vueltas ese cielo maricón con el sol como culo. ME ENCANTÓOOOOOOOOOOO-Un abrazo largoooooooooooo. Graciela.

sonia b. dijo...

pasan loco......te lo juro que pasan

Lara Robles dijo...

se leen, se escuchan tantas cosas pasar....