domingo, 11 de octubre de 2009

Me enamoré de una tecla del teclado

Primer entrega de Poesía Flashera:

Me enamoré de una tecla del teclado
de mi computadora

Cuando la toco,
se pone colorada.
Y le gusta ponerse así:
Colorada (como con color rojizo)

¿será que esta enamorada de mí?

Me rasqué el cuello,
Cascarita que se rompe, volcán de sangre
roja,
me quedó en la uña.
Dedo-uña con sangre.,
oprimí la tecla de la cual me enamoré,
tacto
y ella: de colorada a rojo pasión...
Nuestra pasión, llena de sangre,
excitación
calentura...
Mi yema, su relieve,
mi caricia fogosa, su plástico excitante...
Parte de mí se eleva...
Aprieto...
La tecla se deja,
La sangre fluye...

como el amor.


3 comentarios:

Dalia dijo...

Buenísimo Agustín..........seguro muchas de tus amigas te van a decir esto:....¿quien fuera tecla?...jejejejejeje!!

Bubón Bardo dijo...

jajajaja...esperemos que así sea...
jajaja
gracias Dalia, besos!

Agustín

cheCa dijo...

me gusta!